A ti Jesús en Semana Santa

Trabajó de carpintero
nunca impuso a nadie nada
a todo el mundo él amaba
era un vendedor de sueños

Fue clavado en un madero
pudo librarse y no quiso
lo llamaban Jesucristo
un hombre de cuerpo entero

No mostró ser superior
tuvo paciencia infinita
era Dios y lo sabía
era como tú y yo

Entregó a todos su amor
los trataba como hermanos
para evitar el dolor
realizó muchos milagros

“Soy la Verdad y la Vida
el Camino y la esperanza
beban de mis aguas vivas
porque ellas nunca se acaban”

Con su ejemplo predicaba
lo siguió solo quien quiso
jamás impuso un castigo
las mujeres lo adoraban

Magdalena era su nombre
la mujer que más lo amó
la mujer que él más amaba
a quien primero él habló
despúes que resucitara

Era un vendedor de sueños
hombre como tú y yo
y aunque era hijo de Dios
mostró ser hombre primero.

Comentar

Comentarios