Brave New World

Quemando heridas y noches de octubre,
conoces el sol que llega, la vida
con pelo largo y cuerpo brillante
al otro lado de los sueños.
Parece que el espejo, frente a frente,
arde en tus dudas con rumor sordo
y se corrompen los días laborables,
la sombra que habita en tus ojos.

Tal vez la edad te trae aquí,
a un día sin nubes ni horarios,
tormentas o niebla en el corazón.
Como un cuchillo son tus recuerdos,
palabras que se cruzan y navegan
la orilla de ciudades solitarias.
Botellas muy vacías, lagos azules
y labios que se cierran con un beso,
mañanas de hotel sin equipaje,
argucias en veranos lentos.

Mas todo son banderas y mentiras
detrás de aquello que te pertenece.
Bares sin clientes, trenes con insomnio,
pasillos a las seis de la mañana.
Un mundo nuevo se enciende
tan lejos del pasado y sus rostros,
en bosques de oficinas insistentes,
con calles grises y cristales rotos.

Poema inédito de Miguel A. Garrido

Comentar

Comentarios