Cuando la felicidad no se refleja en lo material

La felicidad no es dinero,
ni joyas, ni carros,
la felicidad no es el oro,
ni tampoco éxitos en el trabajo.

La felicidad va más allá,
de simples cosas materiales,
que se las lleva el viento,
que se las lleva el tiempo,
y que las oxidan los vendavales.

La felicidad es positivismo,
es caminar con la frente en alto,
es ser amigo de los amigos,
es mirar con bondad al anciano.

La felicidad es un estado del alma,
jamás un estado del bolsillo,
¡Es algo más!

Comentar

Comentarios