Poesía nomada

Castilla es la tarde lenta y el verano
derramado en tu vientre,
y un brote púrpura
con olor a gasoil de moto bóxer,
a rumor de asfalto en los oteros
a campos de cebada entre movimientos turbios
sobre la motocicleta.
Cómo explicarte desde tan cerca
por qué la flor del cerezo
devora el corazón del transeúnte
y no quemar tu pelo al tiempo?
cómo rodearte en firme
y mantener tus mejillas blancas
de los últimos años compartidos?

Cómo devolverte al principio
y que lo entiendas
que ya no es sino creado
y desaparecido para siempre
en un tanka espiral desde tus labios.

Comentar

Comentarios